Loading...

La Flor de Loto

La Flor de Loto

La Flor de Loto

El loto o Nelumbo nucifera es una planta acuática que florece en verano y abre sus pétalos, para saludar al sol, y los cierra, cuando éste se pone.

La flor de Loto es muy apreciada, sobre todo, en el mundo oriental y forma parte de la simbología de muchas civilizaciones. El loto es una hermosa flor que emerge del fango, esta imagen expresa una gran espiritualidad y, por ello, forma parte de la simbología budista e hinduista. La pureza se eleva por encima de lo mundano, pero no sólo eso, la flor de loto florece al tiempo que da fruto y semillas. La flor de loto representa la santidad, sus hojas que surgen del barro no se mojan ni se ensucian. En el budismo el loto es el lugar donde se sienta el buda, el nacimiento de lo espiritual y divino. El loto de muchos pétalos surge del océano cósmico, el loto precisa del sol y del agua para crecer, de la idea del fuego y la forma del agua, espíritu y materia, es el símbolo del nacimiento divino, asiento del dios creador.

Brahma emerge del ombligo de Vishnú sentado sobre una flor de loto para crear el universo. Con un equilibrio perfecto surge el buda sobre el loto, la semilla espiritual en el alma humana, una semilla celestial, fuego en una naturaleza de agua.

En China, el loto se asocia a la longevidad y todas sus partes tienen propiedades medicinales, se han encontrado semillas con más de 7.000 años de antigüedad. Los tallos se llenan de licor y de ellos destilan extractos beneficiosos para la salud, las semillas se comen, de hecho en Año Nuevo los chinos las consumen azucaradas como un dulce. Si una mujer encuentra la semilla al comerlo al año siguiente será madre.

Buda eligió el loto para simbolizar el Sutra del Loto porque sólo el loto florece al tiempo que da fruto, es la iluminación inmediata: ‘Entre aquellos que escuchan esta Ley, no existe nadie que no alcance el estado de Buda’.

La flor de loto, también, representa el sol y el renacimiento, pues su flor se abre y se cierra cuando el sol sale y se pone.

Caminando sobre el agua como un hada
usando un broche rojo
recién llegado de un baño en el estanque Hua Qing
con las mejillas rosadas por el alcohol

Es un poema sobre la flor del loto, una historia de la dinastía Tang, una historia del emperador Xuan y su concubina favorita Yuan Yuhuan.

En el arte oriental la flor del loto simboliza creación y pureza, el largo tallo del loto es como el cordón umbilical que une al hombre con su origen y la flor, con toda su belleza, representa la iluminación, la aspiración esencial del alma humana.

Las hojas del loto son grandes como las orejas de un elefante y azuladas.

Las flores del loto también tienen un magnífico aroma, lucen entre las hojas como estrellas y emanan su perfume de pureza. Pintores y poetas las observan y humildemente les ofrecen su arte. Una leyenda narra que el Paraíso Occidental de la Última Felicidad está lleno de flores de loto y su majestuosidad y belleza, es tal que, no puede ser descrita con palabras.

También hay un lado oscuro. Hace muchos, muchos, años, un príncipe, llamado Li Yu tenía una concubina preferida llamada Yaoning, a la que obligaba a bailar imitando la imagen de la flor del loto. Las esposas y las otras concubinas de LiYu, doblaron los dedos de los pies de Yaoning hasta que tocaron sus plantas y los vendaron para que no crecieran más. Yaoning lloraba de dolor, pero eran órdenes del príncipe y su incumplimiento conllevaba la muerte. Yaoning con sus pies así atados caminaba como el loto mecido por el aire. Así, día tras día, año tras año, los pies de Yaoning fueron vendados para que no crecieran y pudiera seguir bailando como una flor de loto mecida por el viento. Y, así, esta terrible tortura se convirtió en tradición y las madres vendaban los pies de sus hijas, rompiendo y deformando sus pies durante quince años. Así, las mujeres, eran más apreciadas pues su sufrimiento era muestra de amor y de obediencia, estos pies deformes no sólo se consideraban bellos si no también sensuales y formaban parte del erotismo chino. A esta tortura se le llamaba “los pies de loto dorado” o “Loto de Oro”. Era un rasgo de distinción, una mujer con “Loto de oro”, equivalía a una mujer rica. Esta práctica fue prohibida en el siglo XIX pero se siguió practicando hasta principios del siglo XX.

En Egipto el dios Ra, dios del Sol, surge de una flor de loto, y Nefertum, dios de los perfumes, también, a causa de su aroma. El perfume del loto era muy apreciado, en muchas pinturas egipcias aparecen mujeres con lotos prendidos en sus cabellos u oliendo o dando a oler la flor de Loto. Se usó en ritos funerarios, introduciéndolas en los sarcófagos sobre las momias, uno de los más famosos donde se encontraron estos restos fue en la tumba de Tutankhamon. El loto se nombra en “El libro de los muertos”, aparece en el cetro en forma de capullo, el Sejem, cetro de fuerza, poder y autoridad: “Soy el desmelenado que surge de su propio Sejem”, es la imagen del que despierta y abre todos sus poderes interiores como el loto azul entreabre sus pétalos”.

En Grecia, una de sus diosas huía asustada a un bosque cuando cayó en un lugar llamado Loto, donde se hundió, durante siglos luchó por salir del fango y, finalmente, surgió en forma de una hermosa flor y, así, se convirtió en símbolo de lucha contra el fracaso. Las flores del Lotus Sagrado fueron inmortalizadas en “La Odisea”, de Homero, en donde Ulises y su tripulación desembarcan en la isla de los comedores de Lotus.

En la India simboliza la fertilidad, la riqueza, el conocimiento y hoy en día es símbolo nacional; se relaciona con la diosa de la abundancia Maha Lakshmi y simboliza: la pureza, la belleza, la abundancia. También el brahmanismo, la veneraba como “Madre de la creación” e, incluso, Brahma tiene su origen en una flor de loto. La Flor de Loto o Loto Rojo, es la flor Nacional de India, que es de color rosa fuerte y tiene un perfume intenso y agradable. Se considera una flor sagrada y se relaciona con la Pureza y el Conocimiento espiritual. Pura entre el fango, sin manchas, inmaculada siempre.

Para la cultura hindú en cada Chakra (centros de energía que se encuentran a lo largo de la columna vertebral, partiendo de la región inferior hasta la coronilla en la cabeza) existe una Flor de Loto con determinada cantidad de pétalos, siendo el de la coronilla el poseedor de innumerable cantidad de pétalos que se vislumbra una vez alcanzado el máximo conocimiento Espiritual.

Para las culturas orientales el Loto era la representación del fuego en el agua, el cielo en la tierra, la unión de lo divino y lo humano. Los egipcios al iniciarse recitan: “Soy como el loto, resplandezco en la Pureza”. El loto plegado semeja un corazón en la base de una pirámide. Plutarco, decía haber aprendido de los sabios egipcios que el loto de hojas redondeadas era el símbolo del Cosmos y el de hojas triangulares representaba a la naturaleza y al origen piramidal de la misma.

Lo místico y lo matemático tienen una estrecha relación y el loto contiene referencias al número 10, el loto es un átomo, perfecto en lo simple, es una estrella, una galaxia y es la luz del universo. El loto se abre y se cierra, como si contará infinitos pétalos. Late como la vida y brilla como los astros en el firmamento. El loto encierra en si un misterio matemático y de vida. La unidad hindú Mahi “leche coagulada” coagulación de la vía láctea; Padma, el trono de Vishnu, el trono de la sabiduría, de mil pétalos, rosa, símbolo de pureza; Kumuda, el loto blanco rosado; Utpala el azul entreabierto, triunfo sobre los sentidos, símbolo de poder de Reyes e Iniciados; Pundarika es el loto blanco de ocho pétalos, perfección mental y espiritual, las ocho direcciones del espacio, los ocho puntos cardinales o los ocho elefantes de la cosmogonía hindú.

El loto guarda en si propiedades medicinales, el corazón de la semilla de sabor amargo, relaja injerido en forma de té o compuesto medicinal. Los frutos del Nelumbo nucifera o Loto no pierden sus propiedades aunque tengan cientos de años; en China frutos enterrados durante casi 400 años, o más, han posteriormente germinado.

Las hojas de loto cuentan con un sistema de auto limpieza formado por numerosos y pequeñísimos bultos que consiguen que las gotas de agua tengan la forma redondeada debido a la elevada tensión superficial de la hoja y con ello se deslice por completo en la totalidad de su superficie arrastrando con ella el polvo, al que no deja adherirse, lo que permite a estas hojas enormes mantenerse en la superficie y siempre limpias.

Antiguamente el Loto Sagrado se fumada o se consumía en forma de té y provocaba alegría y relajación mental y física; se usaba, también, para reducir los impulsos sexuales. Los pétalos rojos activan la circulación sanguínea, las hojas reducen el calor y la sed, las semillas tranquilizan la mente y nutren al corazón; las raíces armonizan el sistema digestivo y estimulan el apetito.

Es común el uso alimenticio del loto en Egipto, Oriente Medio, la India y China, sobretodo cuando hay problemas digestivos o de sangrado. Se comen las flores, las semillas, las hojas y las raíces. Los pétalos y las hojas se usan para envolver la comida en su preparación. El jugo de las hojas es utilizado para la diarrea y los golpes de calor mezclados con regaliz. La flor es útil en caso de dolor abdominal, úlceras gástricas sangrantes, como hemostático, así como en caso de hemorragias excesivas en la mujer. Los estambres se usan para los excesos de frecuencia en la micción, la eyaculación precoz, orina en sangre o sangrado uterino. El fruto se usa en convulsiones y fiebre. Está demostrado que la semilla rebaja los niveles altos de colesterol y azúcar en sangre, también, relajan el músculo liso del útero. Se usan en caso de digestiones lentas, diarreas crónicas, insomnio o palpitaciones y tienen un marcado efecto hipotensor.

No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.